lunes, 20 de junio de 2011

Cine: Bailar en la oscuridad

Primera película que tacho de la lista de 1001 Películas para ver antes de morir. Si todavía no te has pasado por el listado, pulsa en el enlace de arriba.

Bailar en la oscuridad

Lo digo antes que nada, no me ha gustado demasiado la película. Si, lo sé, seguro que ahora saldrá cantidad de gente a quemarme vivo (O lo harían si alguien leyera el blog), pero es así. Y no he encontrado críticas negativas de esta película, sin embargo, ya sea por mi estado de ánimo, porque hoy no he comido suficientes bífidus activos o porque es lunes día par, a mi no me ha terminado de cuadrar.

Empecemos, lo primero aquí está el argumento (directo de Filmaffinity):
Selma, inmigrante checa y madre soltera, trabaja en la fábrica de un pueblo de los Estados Unidos. La única vía de escape a tan rutinaria vida es su pasión por la música, especialmente por las canciones y los números de baile de los musicales clásicos de Hollywood. Selma esconde un triste secreto: está perdiendo la vista, pero lo peor es que su hijo también se quedará ciego, si ella no consigue, a tiempo, el dinero suficiente para que se opere.

[Atención, SPOILER. Se desvelan detalles del argumento en este párrafo]
No es una cinta cualquiera, todo hay que decirlo. Claro que cualquier película de Lars Von Trier no es una cinta cualquiera. Y en general está bien. Incluso eso de que sea musical no me desagrada. Pero lo que no me ha gustado es la historia y, sobre todo, la actitud de la protagonista. Una persona así tan dulce, que le cae bien a todo el mundo, trata bien a todos pero que, para mi, le falta un hervor. Si alguien te dice "estoy sin un duro", que tú le sueltes que tienes unos ahorros increíbles guardados, es que es pa' darle. Por muy amigo y demás que sea, no le haces ningún favor diciéndole eso. A partir de ahí ya sabía yo que no iba a acabar bien.
[Fin del SPOILER. Ya puedes seguir leyendo con total tranquilidad]

¿La recomiendo? Sí, obviamente. Pocas películas hay que no recomiende ver. Y esta no es una película mala, ni mucho menos. Será que Trier es demasiado alternativo para mí, no sé. Seguro que tiene que haber un punto medio perfecto entre las superproducciones comerciales y este director.

1 comentario:

cristina dijo...

No estoy de acuerdo, precisamente creo que la genialidad de la peli está en tirar por tierra todos los tópicazos de peliculita americana al uso de inmigrante que lo pasa muuuy mal. Y esos contrastes inesperados y que se salpican con número musicales de los clásicos, son lo que para mí merece la pena. No estoy de acuerdo, y yo sí creo que hay que verla, no necesitas ni un lunes, ni un mal día para que se te ponga la boca ácida... eso lo hacen pocas películas.

 
Licencia de Creative Commons
Pensamientos anónimos by Javier Jesús Rodríguez Garrido is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en zyxdiario.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://zyxdiario.blogspot.com.