martes, 11 de enero de 2011

Erasmus Lisboa VII

Muchos pensarán que me he dejado gran cantidad de cosas por contar sobre mi estancia Erasmus desde la última entrada, allá por... hace bastante. Pero en realidad, entre que hacía un frío del carajo por estos lares y que la flojera se apoderó de mí de una forma impresionante, tampoco hace falta publicar todo, todo lo que pasa.

Por hacer un resumen rapidito, terminaron las clases, me fui por navidad con la familia, fin de año y volví hace unos días para ponerme a estudiar. Aquí los exámenes son ahora, en enero. Esto es algo bastante chungo para un estudiante español como yo, acostumbrado a los exámenes en febrero. Acostumbrado a pasar las navidades rascándome los polvorones, y con empezar a estudiar en serio en enero da tiempo de aprobar en febrero con más o menos tranquilidad.

Pero hay que adaptarse a cada sitio. Así que aquí estoy, después de casi una semana aquí, lo único que he visto aparte de la facultad, son las maravillosas vistas desde la mesa de la cocina de mi piso. Un maravilloso paisaje de ordenadas ventanas sobre blancos edificios. Precioso. Podría salir y estudiar en cualquier otro lado, véase bibliotecas o similar. Pero teniendo en cuenta que aquí también tengo techo desde mi cama hasta la mesa (llueve bastante últimamente), radiadores (hace fresquito también) y conexión a internet, me quedo 24 horas encerrado y me cambio el fondo de pantalla para ver paisajes. Ya veré el mundo en 3D cuando vaya al cine.

Ayer tuve mi primer examen serio aquí. Fue de Inteligencia Artificial. En este punto, cualquiera que no haya estudiado esta materia pensará "wuau! tiene que ser la leche". Si, eso pensé yo cuando me matriculé. Al final parece que no ha dado tiempo a explicar como se hacen robot que piensen o programas inteligentes. Lástima. Otra vez será.

En cuanto al examen en sí, el proceso para hacerlo empieza un mes antes del examen. Primero te tienes que apuntar en la web para poder ir. Y yo, supongo que falté cuando lo dijeron, tuve que enviarle un correo al profesor de turno pidiéndole, la semana después de que se cerrara la fecha e inscripción, que por favor me apuntara, que era Erasmus, que no lo sabía, que porfi porfi porfi porfi... Al final se apiadó de mí y me inscribió. Tampoco creo que esa inscripción sea muy importante. Para otro examen leí en la web lo siguiente: "Ya está abierta la inscripción. Si alguien no se inscribe y va al examen, que sepa que puede que no haya copias para todos de la hoja de los enunciados". Pero no es cuestión de fiarse de los engurruñíos esos que por tal de ahorrarse una fotocopia te dejan sin prueba.


Sigue después del saltito


Luego llega el dilema de encontrar la clase. Llevo no sé cuantos meses aquí y cuando creía que sabía como funcionaba la web de mi universidad, me doy cuenta de que me faltan datos. Si entras en la sección de una asignatura, donde pone su horario, puedes ver las aulas. En qué edificio se encuentra cada una, la planta, etc. Peeroo, si te vas a la sección donde pone el examen... no está ese link! Así que ahí me veo yo, a las 8 de la mañana, una hora antes de que empiece el examen, dando vueltas por todos los edificios del campus buscando un cartelito que ponga C09 o C10. Menos mal que "sólo" tardé media hora en cruzarme con el profesor y preguntarle educadamente "onde pollas está la puñetera clase C09??!!!".

Vamos bien por ahora. Me queda otra media hora para repasar un poquito un tema que me había dejado algo flojo. Tic, tac, tic, tac... Se va llenando la clase. Unos miran solemnemente las musarañas de la pared para parecer que controlan algo del temario. Otros hablan en grupo al fondo. Yo estaba sentado cerca de la puerta. Más que nada, por si el examen era más complicado de la cuenta, que no tuviera que hacer levantar a media clase para salir pitando de ahí.

El profesor llega un poco tarde, pero bueno. Otro parrafito que memorizo en ese rato. Entra, se espera en la puerta, cuenta a la gente y habla con el otro profesor algo que no escucho. Se vuelve a la clase y dice, en portugués (una lengua que no usaré aquí) "hace falta una persona para la otra clase". Se espera unos momentos mientras el otro profesor le comenta algo y nadie se mueve. Así que señala al que le pilla más cerca y le dice (portugués again): "Ve para el aula C10". Es decir, que me tocaba cambiarme de clase, después de ser el primero de todos esos portugueses en llegar, después de haber dado vueltas durante media hora. Pero lo peor no es eso. La gracia es que el orden en los número de las clases debe regirse por una secuencia matemática extraña porque al lado de la C09 no está nada ninguna clase que se le parezca en nombre. Seguro que hay una explicación lógica para que esta clase esté apartada de la C08 y la C10, incluso si va como las calles, para que esté separada de la C07 y la C11. Es más, nisiquiera coincide con la letra de la clase! Así que salgo, cruzo el pasillo, miro la puerta de al lado, vuelvo a cruzar el pasillo hacia el otro lado, miro la otra puerta, y me vuelvo a la clase. Entonces es cuando el profesor se vuelve hacia mi y parece reparar en quien soy, el Erasmus perdido de hace media hora.

Acompañado ahora sí por el profesor puedo llegar a la famosa C10, donde están los demás alumnos de la asignatura. Resulta que la clase está, saliendo de la C09 a la izquierda. Ese pasillo hasta el final. En el cruce, giramos a la izquierda otra vez y bajamos las escaleras (coño! había unas escaleras ahí?). Salimos a otro pasillo idéntico al de arriba (esto parece un hospital), seguimos todo recto, luego por una puerta a la derecha que da a otro pasillo con dos puertas. Ahí está la C10! Y para más inri, hay una puerta ahí que da a la calle directamente. Pero cuántas puertas tiene este edificio, por dios!

Así que entre unas cosas y otras, el examen media hora tarde, más otra hora dando vueltas por ahí... Una mañana echada para dos horitas nada más de prueba. Pero el remate final es que, de los dos exámenes que me quedan, no sé dónde está la clase de ninguno. Así que me toca dar vueltas otra vez por lo menos dos veces más. O dar otra vuelta por la web a ver si doy con la misteriosa sección donde deben estar las localizaciones de las aulas. O ambas cosas.

No hay comentarios:

 
Licencia de Creative Commons
Pensamientos anónimos by Javier Jesús Rodríguez Garrido is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en zyxdiario.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://zyxdiario.blogspot.com.