lunes, 15 de noviembre de 2010

Erasmus Lisboa VI

En esta entrada voy a hablar solo y exclusivamente de fútbol. Y tengo que decir que no voy a abrir ninguna pestaña para buscar información y enlaces sobre el tema. Por dos razones: la primera es que quiero que esta entrada en partigular sea espontánea y surja de mis entrañas tan poco futboleras. Y la segunda es porque sé tan poco de este tema que si me pusiera a buscar información acabaría la entrada la semana que viene.

Sigue, como siempre, después del salto...


En la vida he visto un partido de fútbol en directo. De hecho, sólo he visto un campo de fútbol con cesped, el de mi pueblo, y porque el balcón del piso tiene vistas a él. Televisados he visto dos y medio. Uno fue un día de tapas con unos colegas (si, en la votación a favor o en contra de ver el partido fui el único en contra). El segundo entero fue el Madrid-Atleti de hace una semana, y porque no había salido en todo el fin de semana y necesitaba una mini-quedada al menos. Y el medio, y más de uno se echará las manos a la cabeza, fue la final del mundial. Lo confieso, solo vi la segunda mitad.

¿Y por qué no me gusta el fútbol? Si dicen que es el deporte rey! Pues a mi me parece que es bastante aburrido (típico comentario de novia en el bar mientras el novio mira la pantalla con los ojos desorbitados). Son 90 minutos (creo, yo que sé) de juego donde la media de puntos es 1. Es decir, 90 minutos para quedar 1 a 0?? ¿Dónde está la emoción? Pongamos que la jugada que marca ese gol dura 3 minutos (por decir algo). Entonces te has tirado 87 minutos viendo como fallan. Gastas una hora y media para hacerlo bien 3 minutos. Si eso pasara en el sexo, por ejemplo, la raza humana se habría extinguido hace mucho tiempo.

¿sabéis el capítulo de los simpson en el que van a ver un partido de fútbol? Y entonces, Kent Brockman retransmite con voz cansida diciendo algo así: "el medio se lo pasa al centro, el centro se lo pasa al extremo, el extremo otra vez al medio....". Al tiempo que el comentarista argentino, emocionadísimo y agarrando el micro como si le fuera la vida en ello dice "el medio se lo pasa al extremoooOOO!! el extremo al centro!! oh, DIOS MIO!! el centro vuelve AL EXTREMOOOO!!".
Pues yo soy Kent Brockman.


Esa es solo una de las razones por las que no veo los partidos de fútbol. Pero además, este año ha sido chungo para mí como no-forofo. Estaba la gente tan tranquila con una selección que no pasaba de cuartos y llegan este año y ganan. No recuerdo cuánto tiempo se tiraron diciendo gilipolleces por la tele. El problema no está en que ganen, al contrario, enhorabuena por haber ganado. Pero de un día para otro ya no se podía encender la tele sin tener un puto pulpo en las narices. Para que luego digan que internet está lleno de frikis. Enviar un reportero a felicitar a un pulpo por abrir una caja con la bandera española es mucho más friki de lo que será nunca nada en internet. Y si ese era la parte seria de la programación televisiva,  me daba hasta miedo cambiar de canal. Ese día el Periodismo murió un poco por dentro.


Pero a pesar de hablar así de este deporte, pasado mañana voy a ver mi primer partido de fútbol en directo. Queda raro decirlo ahora después de toda esta parrafada, pero pienso que es una de esas cosas que hay que hacer al menos una vez. No se le puede echar la culpa al deporte en sí de las tonterías colaterales que surgen a partir de él. Y sobre el aburrimiento, quizá entretenga más verlo en directo que en la tele.

Además, el partido no es cualquier cosa: España - Portugal (o al revés, nunca me acuerdo cual va primero). En cierto modo me hace ilusión ver todos esos tipos que salen en los anuncios y tienen modelos/cantantes pibonas como novias. Vaaaleee, y además han ganado el Mundial, que hasta yo sé que eso es importante en el mundo del fútbol. Claro que si hubiera pasado en España seguramente no iría a verlo. Pero el hecho de estar fuera y que vengan aquí, parece que el destino está diciendo: "vamos... enganchate al fútbol....". Además de que la fiesta que se puede liar ahí, con todos los erasmus animando, no va a ser como para perdérsela. No todo va a ser sufrir viendo gente pa'rriba y pa'bajo con un balón.

1 comentario:

Isaac dijo...

Diosss!!! Estaba esperando este comentario. Casi te has controlao tela escribiendo sobre futbol y a mi me está recorriendo una lagrimita por la mejilla. La verdad merece la pena que tu yo no-futbolero a partir de hoy viese el deporte en general y el futbol en particular como algo sano y sobre todo decirte te vas a enterar cuando vuelvas del erasmus porque vas a tragar partidos como nadie XD. Por lo demas disfruta del partido y seria increible que ya que vas a ir, te conviertas en reportero erasmus del evento y nos cuentes el partido desde dentro y que sensaciones te ha dejado. espero el siguiente pensamiento desde ya. cuidate.

 
Licencia de Creative Commons
Pensamientos anónimos by JevyanJ is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en zyxdiario.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://zyxdiario.blogspot.com.