martes, 11 de mayo de 2010

Los políticos, esos grandes desconocidos

Leyendo el Reader hace un rato me he encontrado con esta noticia (visto en Alt1040):

Hugo Chávez adopta Twitter como ningún otro presidente, contrata equipo de Social Media


No la copio entera que es muy larga y me come el espacio XD

Dice la noticia que es paradógico que un presidente que ha criticado tantas veces el invento del demonio que es internet, que suele hablar mal de las redes sociales, y que alguna que otra vez ha dicho algo bastante feo sobre el mismo Twitter, se haya abierto una cuenta! Bueno, yo lo veo más como una rectificación. Bien es sabido que los políticos tienen que hacer algo muy muy gordo para pedir perdón o cambiar algo que habían dicho. Así que, como en el libro 1984, se cambia el pasado fácilmente, y donde dije mierda de twitter digo vehículo de comunicación mundial.

Y ya que hablo de política (vaya tema más feo) decir que no me voy a meter en temas de "politiqueo" sobre si lo hace bien, mal o regular. Esos son temas que deben de tenerlo claro los demás políticos que para eso cobran lo que cobran. Mejor no meter mano donde no nos llaman, que luego se llena esto de trolls anti-pro-chavistas y paqué. Al margen de esta nota neutral, me parece algo positivo este tipo de medidas. Da la sensación, por lo menos en España, que los políticos son una raza aparte del pueblo llano. Si hace no tanto tiempo se separaba a la realeza de los plebeyos, ahora se han subido al carro de los Elegidos los políticos. Y con ellos los ricos empresarios estos que van siempre con traje y trabajan en edificios enormes con nombres en inglés. ¿O ha sido al contrario? Lo mismo estos señores trajeados subieron a los políticos a las altas esferas, no sé. El caso es que ya no hay distinción entre ricos empresarios y políticos, están todos tan remezclados que no se sabe el que gobierna y el que manda. Ahora quien más quien menos tiene algún cargo de prestigio por ahí, aparte de un sillón en algún despacho administrativo. Por eso, al ver a un presidente un poco más campechano de lo habitual, me imagino cómo sería este país si las cosas se hablaran bien. En vez de discursos tan políticamente correctos, midiendo las palabras para apuñalar al otro sin que te pueda echar en cara que lo has hecho, sería más provechoso hablar de forma clara. Aunque parezca mentira son iguales que nosotros, llegan a su casa y seguro que se tiran en el sofá, se quitan los zapatos/taconazos y descansan espatarraos un rato antes de cenar. Por lo menos quiero imaginármelos as, ya sé que la comparación está fuera de lugar si el que está leyendo esto es un parado que no llega a fin de mes, pero al margen del tema económico, son iguales.


Sobre el tema económico y la política (combinación más fea si cabe que la política a secas), nos contaron en el instituto la historia de la política. En filosofía, para ser más concretos. No me acuerdo muy bien, pero fueron los griegos que, aunque tenían políticos, como no cobraban por serlo normalmente no iban a las juntas ni hacían nada. Entonces un lumbreras dijo "pues vamos a pagarles" y ahí fue cuando se jodió el tema. Primero no hacían nada, pero eran gente del pueblo (granjeros, herreros, alfareros,...) y si movían un dedo era por amor al arte. Luego pasaron a ser sólo políticos, así que empezaron a manejar el cotarro, vieron el alcance de su poder y movían un dedo cuando obtenían beneficios. Ahí también se inventó el símbolo del dólar que se ve en los ojos de los dibujos animados. Como se suele decir, el que parte y reparte, se lleva la mejor parte. Y aquí reparten ellos. Y además, reparten lo que les da el empresario trajeado. Así que es el negocio perfecto.

Después de este batiburrillo de cosas e ideas hay que hacer un resumen. Está bien que el presidente de Venezuela se acerque al pueblo de esta forma y los demás deberían hacer algo similar para, por lo menos, dar una imagen más buena de ellos mismos. Pero aunque limpiaran su imagen, está todo tan corrompido que no habría forma de saber si son campechanos de verdad o es sólo un poco de maquillaje para la ocasión.

1 comentario:

Enrique dijo...

Hay que tiempos aquellos que el cotarro lo manejaban el cura, el alcalde y el boticario. Se podían contar con los dedos de las manos, ahora cuando nos descuidemos estaremos en un ratio 1:1. Y es que si el dinero corrompe y el poder también, que mal empieza a oler esto. Pero a mi lo que mas me gusta de los políticos es la forma de solucionar las cosas. Imagina que llamas al fontanero porque tienes una fuga y te da la solución: Hay que reparar la fuga, cobra y se va. Cojones yo también tengo la solución a la crisis. Generar empleo, pero a mi no me pagan por decirlo. Cuando le dieron el nobel de la paz a Obama me acorde de las misses pobrecitas a ellas no se lo han dado por desear la paz mundial. Ala me cayo ya no vaya a se POLITICAMENTE INCORRECTO. Saluditos.

 
Licencia de Creative Commons
Pensamientos anónimos by JevyanJ is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en zyxdiario.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://zyxdiario.blogspot.com.